Sofia Nordmann

Sofia Nordmann nació en Buenos Aires. Vivió en distintas ciudades y radica desde 1997 en Berlín. Artista que tiene un interés particular en lo onírico, los límites difuminados, las personas y la naturaleza utilizando principalmente la pintura, pero sin dejar de explorar otras materialidades.

¿Cómo fue dar tus primeros pasos del oficio desde dentro de un taller y no en la academia?

Ya desde muy pequeña siempre me gustaron las grandes preguntas filosóficas, conectarme con la naturaleza y conmigo misma para luego responderlas y llevarlas a un estado material con las manos mediante mi arte. Lo que hago sale de mi mente, mis manos y mi más profunda conciencia. Creando pierdo el control. No podría haberme sometido a la estructura de una academia, ni seguir los pasos dictados por profesores universitarios. Eso sí, aprendí diversas técnicas de pintura trabajando con varios artistas y experimentando con diferentes materiales. Disfruté muchísimo ese camino libre.

A lo largo de tu recorrido como artista ¿en qué punto sientes que estás? ¿en qué estás trabajando ahora?

En este punto de mi recorrido siento que logro reflejar de forma cada vez más genuina y honesta el área inexplicable entre pensamiento, recuerdo, sentimiento y sensación, que a veces no obedece a ninguna lógica. Me encanta sentir que puedo materializar las respuestas que son indescriptibles con palabras y logro tocar el alma de las personas, inspirándolas a pensar y sentir más allá del día a día.

En “Seitenansicht eines Gedankens” (Vista lateral de un pensamiento) es inevitable conectar los dos temas actuales: la posverdad (con la obra “Toda la verdad”) y el feminismo – o al menos el rol de la mujer en la sociedad- (a través de la pieza realizada con partes de la obra “Las mujeres sabias” de Molière). ¿Cómo te interpelan estos temas?

Sí, en “Toda la verdad” están escritos con tinta sobre papel todos esos deseos censurados por la educación, mis secretos más profundos, mis filosofías más arcanas, que a veces están tan ocultas, que son muy difíciles de descubrir. He cortado el texto y he pegado los trozos de forma ilegible para crear una especie de escondite visible, jeroglíficos casi indescifrables. La gente que se quedó mirando la obra tenía una reacción en común, todos comenzaron a pensar en sus propios secretos, sonriendo y dándose cuenta de la profundidad y la belleza del lago escondido en su propia mente. La obra transmite la estructura de nuestra sociedad, que está basada en tapar muchas verdades para poder funcionar pacíficamente. Se han hecho convenios de comportamiento, que conllevaron a la pérdida de la honestidad. Las mujeres sabias y las partes de publicidades comerciales entrelazadas en la obra hablan de la fuente de nuestros pensamientos. Cuestiono si es realmente posible pensar de forma totalmente libre. Mujeres en toda la historia han perdido -aún más que los hombres- la capacidad de pensar y actuar honestamente consigo mismas. Sería un gran paso volver a redescubrir el poder femenino innato, que ha sido tapado por tanto tiempo, sin necesidad de crear un nuevo corsé feminista. 

En “New world order” (2020) los límites se expanden y se convierten en formas bellas, parece una visión optimista de lo que nos espera atravesar como sociedad pospandemia y con el nuevo escenario geopolítico.

Exactamente, convirtiendo antiguos mapas estratégicos de guerra y mapas climáticos en flores, creé una visión muy optimista, que para alcanzarla, implica realmente recortar la estructura social, política y económica, quebrar antiguas dimensiones limitadas, creando una forma totalmente nueva y bella, reinterpretando el material heredado. 

Si bien tu producción principal es la pintura, al recorrer tu obra da la sensación que no tienes miedo a explorar nuevos materiales.
¿Los materiales con los que cuentas condicionan tu producción o viene primero lo que quieres hacer y en base a eso decides tamaño, formato, materiales etc.?

Temáticamente y también en la elección del material trabajo mucho con casualidades. Me encanta dejarme llevar, perder el control y usar materiales encontrados, que me llaman la atención y me inspiran a lo largo de mi camino. Así que diría que siempre es un juego en conjunto entre la filosofía que me acompaña en ese momento y el material que descubro y que resuena directamente con ella.

Sofia Nordmann
Sofia Nordmann

Trabajas mucho “en capas”, cosa que se aprecia muy bien en “Das Leben ist eine Lasagne”¿qué significan esas capas?

Las capas son uno de los focos centrales de mi obra. Se trata de que la realidad visible, es solamente la superficie, la primera capa de muchas. Detrás de ella se esconden mundos históricos, temporales, psicológicos, emocionales, dimensionales, tópicos, en fin, un universo entero de membranas invisibles que en realidad son las más interesantes. Se trata de la belleza de lo escondido y la fascinación de ir abriendo superficies e ir descubriendo el regalo detrás de los envoltorios. 

Das Leben ist eine Lasagne Sofia Nordmann

¿Colaboran otros artistas en tu trabajo? ¿Colaboras tú en otros trabajos?

Hasta ahora he colaborado poco con otros artistas, ya que mi proceso artístico es muy íntimo y profundo. De todas formas el año pasado, por ejemplo, disfruté muchísimo colaborando con la diseñadora y artista argentina Paz Álvarez Menéndez para una exhibición en Monopol Berlín. Creamos la instalación “Después de la lluvia”, convirtiendo una habitación entera en la fábrica del arco iris. Nos inspiró muchísimo elaborar juntas una fuente de optimismo en medio de la pandemia, el confinamiento y el miedo.

¿Disfrutas de exponer? ¿Alguna exposición que sientas que haya sido memorable?

Me encanta mostrar mis obras y tener charlas filosóficas partiendo desde ellas, aunque siempre me muero de nervios, porque realmente es como exponer mi alma desnuda al aire libre en una playa a donde los demás están vestidos. 

Y mis exposiciones favoritas por el momento son las que organizamos todos juntos en nuestra community de artistas en Monopol Berlín. Somos todos tan diferentes como artistas, que detrás de cada puerta se descubre otro universo. Eso me inspira.  

Luego de haber habitado distintas ciudades ¿en qué crees en qué te ha influido/aportado cada lugar en el que viviste?

Linda pregunta. Argentina realmente me dio el amor por la luz que es parte eminente en mi obra y el amor por la tierra, la patria. Miami y Berlín me dieron la libertad de pensamiento y la rebeldía filosófica, el bosque de Mecklenburg me dio la capacidad de fusionar con la naturaleza.

¿Qué cosas son las que valoras de vivir aquí? ¿Cuáles te gustaría cambiar/que cambien? (en lo general y en lo artístico/cultural)

Amo a la gente en Berlín. Es como el país de Peter Pan, en el que viven todos los que no quieren ser adultos, viviendo de forma incondicionada, fuera de los casilleros sociales. Me inspira mucho la interconexión entre la historia dolorosa y la libertad vivida en el ahora que se ve y se siente en todo momento. 

Yo misma no cambiaría nada, ya que justo valoro mucho el cambio constante que ya existe por sí solo. Bueno, con una excepción: mi utopía favorita, en la que todos los creativos puedan crear libremente sin tener que pensar en cómo llegar a fin de mes.

La pandemia nos obligó a prácticamente digitalizar por completo nuestras vidas ¿Qué rol crees que tienen las redes sociales en la vida/obra de un artista y cómo es en tu caso en particular?

Para mí las redes sociales me dan la oportunidad de ver lo mejor del arte todos los días desde mi casa y de ser vista a nivel más global. Pero la verdad es que me cuesta mucho pasar el tiempo delante de una pantalla. Realmente requiere de un esfuerzo. 

¿Crees que esta pandemia que estamos atravesando actualmente va a cambiar tu trabajo de alguna forma?

Intelectualmente sí. En Argentina ya he vivido varias crisis y sé que cambian la vida y la forma de ver las cosas. Esta pandemia seguramente mostrará secuelas importantes, que claro tienen y seguirán teniendo una influencia directa en mi obra. También mis cursos de arte que impartí durante un buen tiempo a los inmigrantes sirios para ayudarles psicológicamente, podrían retomar vuelo para reactivar la inspiración y la felicidad después de la pandemia. 

Debido a tu trayectoria y el tiempo viviendo en Berlín, ¿qué le dirías a los artistas de la Comunidad Alterfocus para que puedan tener una experiencia más positiva en el trayecto de insertarse en el mundo del arte y vivir de ello?

Mi convicción es la de trabajar duro, pero desde el corazón, producir mucho, no esperar invitaciones para exponer, sino actuar, tomar la iniciativa y presentarse en galerías, llamar a fondos monetarios, organizar exhibiciones con amigos. En la jungla hay que moverse para ser vista/o. 

Para cerrar ¿cuáles son tus proyectos y objetivos como artista en el corto y mediano plazo?

Seguir con mi trabajo artístico y sorprenderme a mí misma con el resultado, organizar un par de lindas exhibiciones de arte como por ejemplo la próxima programada, en la que expondremos arte e ideas innovadoras en los ámbitos del biodiseño y la bioingeniería. También quiero volver a ofrecer workshops de arte, creatividad y mindfulness.

Para ver más de la obra de Sofia y estár en contacto con ella:

https://www.sofianordmann.de/
https://www.instagram.com/sofia_nordmann/

¿Te interesaría formar parte de Alterfocus?

Completa nuestro formulario clickeando aquí abajo

Súmate a nuestro newsletter

¿Dudas, consultas? ¡Escríbenos!