EL JUEGO COMO MANIFESTACIÓN ARTÍSTICA Y CULTURAL

Texto

Mi nombre es William Garcia, tengo 45 años. Vengo de Bolivia, pero vivo en Berlín desde hace 3 años. Soy Cientista de la Educación y maestro de profesión, pero me he especializado en la temática del juego y la educación.

Mi interés abarca el juego como fenómeno humano en sus diversas manifestaciones y sus implicaciones: culturales, tecnológicas, artísticas, educativas y sociales.

El año 2012 obtuve, con el diseño del videojuego titulado “El chico que conoció el cielo” basado en una narración de la tradición oral andina de Bolivia, el tercer lugar en el concurso latinoamericano “Lúdica” de diseño de videojuegos educativos convocada por Universia de México e Inoma A.C. Inicialmente el videojuego fue desarrollado por Caldera Estudios de México y finalmente  ofrecido en línea por Gargamel Estudio de México bajo el nombre “Chakana”, mismo que ha permitido demostrar las posibilidades de presentar narrativas orales de los pueblos a través de un videojuego.

En Bolivia he trabajado en la implementación de ludotecas y espacios lúdicos en aquellos lugares en los que se requiere mejorar las condiciones de desarrollo integral humano y resiliencia, y beneficiar a las poblaciones más necesitadas. De esta manera se han podido implementar diferentes tipos de Ludotecas: de investigación, comunitarias, escolares, de atención de primera infancia (públicas y privadas) y una Ludoteca hospitalaria; mismas que actualmente están siendo acompañadas a través de la Red de Ludotecas de Bolivia.

Como parte de este trabajo, se capacita en el Enfoque Lúdico de la Educación como proceso complementario al desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes, así como en el uso del juego, el juguete, el libro, los videojuegos, las actividades lúdicas, el material didáctico y las dinámicas grupales.

Considero que el juego puede ser una gran oportunidad para unir a personas de diferentes lenguas y culturas. 

Imagen cortesía de William García

La migración como fenómeno humano y el desafío de la integración

A poco más de tres años de haber llegado a Berlín y aunque no ha estado en mis planes de vida, he tenido, como muchos latinoamericanos que enfrentar el desafío de la migración con todos los síntomas descritos como Síndrome de Ulises, lo que confirma una vez más que la lengua, la cultura y el medio geográfico determinan la situación de las personas.

Como a muchos, me ha costado adaptarme a una nueva vida, pero también a una nueva cultura, a una nueva lengua, a un nuevo clima; mismos que dependiendo de nuestra edad y nuestra situación personal, pueden ser enormes barreras para alcanzar la anhelada integración cultural.

Sin embargo, en el afán de alcanzar este objetivo el juego puede ser una excelente herramienta: ya sea como fin y como medio.

El juego como medio de aprendizaje de la lengua y la cultura es una estrategia que conozco desde mi trabajo y que me ha sido muy útil para aplicarlo en mi propio caso. Y sin embargo, el juego como fin es aún el gran desafío a ser alcanzado.

El juego es parte de una cultura y conocer los juegos de la misma nos permite entender la idiosincrasia de un pueblo: por tanto, conocer sus juegos, motivaciones e intereses lúdicos nos ayuda a comprenderla mejor.

Justamente esta perspectiva ha sido bien recibida por Abenteuer-Kultur e.V. de Germering, quienes han cobijado esta propuesta y enfoque de trabajo en su organización.

Imágenes cortesía de William García

LAS LUDOTECAS: instituciones del juego.

El juego, como fenómeno se constituye también en la forma natural de aprender que tiene el Ser Humano. Sin embargo, el juego requiere de un ambiente que debe ser facilitado por los adultos por diversas razones. Estos van desde ambientes seguros para el juego, hasta la organización de la comunidad para poder atender esta necesidad, y ahí radica justamente la importancia de la Ludoteca.

La palabra Ludoteca deriva del latín Ludus (juego) y theke (caja) lo que hace que etimológicamente ludoteca se puede traducir como “caja o colección de objetos para jugar”. Si bien su origen etimológico hace referencia a un lugar donde se guardan juguetes o un espacio donde se acumula, en el desarrollo mismo de su concepto y en las características propias que ha desarrollado a partir de su evolución, la ludoteca pasa a tener características que la convierten en una estrategia educativa ajustada a las nuevas necesidades de juego y aprendizaje.

La ludoteca es un espacio dedicado al juego, que aprovechando el tiempo libre busca promover alternativas de aprendizaje a los procesos educativos formales o informales que ofrecen otras instituciones. Sin embargo, y al parecerse al trabajo que realizan otras instituciones, se diferencian a partir de que aplicamos el Enfoque lúdico de la educación, como un enfoque educativo, pero nuestro acercamiento es realizado como un método educativo basado en el juego.

El juego y el juguete por tanto, son el centro del trabajo en estos espacios, que se convierten el centro del trabajo educativo. La ludoteca, a pesar de que tiene un modelo de referencia, puede adecuarse y ajustarse a las necesidades específicas de los grupos y de las comunidades, por tanto, la información que se presenta a continuación puede ser ajustada y modificada a partir de las necesidades que los educadores encuentren en sus espacios de atención.

Muchos autores coindicen en afirmar que el origen de la primera ludoteca se remonta a 1934, en la ciudad de los Ángeles (EE.UU.), fundada  por la Sra. Infield, ciudadana americana de origen danés y, a partir de esta fecha, también en los países escandinavos. Sin embargo, las ludotecas alcanzarán en los años 60 y 70, un grado de expansión y mejoramiento que las hará ser consideradas por la UNESCO como las instituciones del juego.

El origen mismo de la ludoteca tiene que ver con situaciones especialmente difíciles para una comunidad específica y especialmente para los niños que son parte de ella. La guerra, la posguerra, crisis económica o situaciones adversas y complejas para el normal desarrollo humano, han sido lugares que han dado origen a la ludoteca como espacio alternativo de desarrollo integral y de promoción de la resiliencia.

Esta característica ha permitido además que se desarrollen diversos tipos de Ludotecas según las necesidades que cada grupo humano presenta, siendo algunos de los tipos de Ludotecas más conocidos: escolares, comunitarias, hospitalarias, terapéuticas e infantiles.

Como en otras etapas de la humanidad, el siglo XXI también se caracteriza por una gran movimiento de personas en diferentes lugares del mundo, ya sea por los flujos naturales de migración, como por la necesidad de refugio de grandes grupos de personas, desplazadas por las guerras, los desastres naturales, así como por la inestabilidad política y económica, constituyéndose la Ludoteca para migrantes y refugiados como una propuesta de atención de sus necesidades de juego.

La ludoteca para migrantes, es aquella instalada en centros e instituciones que buscan ayudar a todas aquellas personas que se encuentran en una situación de migración interna o externa (migrar del campo a la ciudad, migrar de una ciudad a otra, migrar de un país a otro), y quieren integrarse a la sociedad a la cual han migrado.

Si bien los objetivos centrales son también aportar al desarrollo integral humano de las personas, y el fortalecimiento de las habilidades de resiliencia personal y grupal, la integración cultural se convierte en una de sus potencialidades como estrategia de trabajo.

Por ello la ludoteca, a través del juego, buscará ayudarlos en las nuevas habilidades y competencias requeridas en la sociedad, sus reglas, valores, cultura y lengua, pero en un escenario de interculturalidad, buscando el respeto y la consideración, así como el diálogo intercultural a través del juego y el intercambio de juegos de cada cultura.

Imagen cortesía de William García

La ludoteca para refugiados y desplazados,  es aquella que se instala, ya sea en el centro de acogida a refugiados y desplazados, o en campamentos con tal fin que se pueden encontrar en diferentes lugares del mundo.

La guerra, los desastres naturales, las persecuciones por razones ideológicas, religiosas y políticas, están llevando a grandes grupos de personas en el mundo a tener que dejar el lugar donde viven para salvar la vida y buscar una oportunidad de vida o la resolución del conflicto que los expulsó de su hogar.

La ludoteca para refugiados y desplazados, busca aportar al desarrollo humano integral de las personas en todas las edades, ayudándoles a sobre llevar su situación eventual y en muchas casos a olvidar las situaciones trágicas por las cuales han dejado sus hogares. En éstas el juego no se aplica como una terapia, sino que apoyan actividades  llevadas a cabo con tal fin.

La ludoteca aporta a través de las actividades lúdicas a la promoción de la resiliencia, y que en este caso se constituye en una estrategia imprescindible para afrontar la vida a partir de perder el hogar, en algunos casos la familia o haber escapado de situaciones en la que su vida peligraba. El juego nos permite acercar las personas de distintas edades y en esta situación, a la esperanza de una vida mejor, trayéndoles juegos nuevos o recreando los juegos y juguetes de su propia cultura.

Imagen cortesía de William García

Una Ludoteca para familias migrantes hispanohablantes

A principios de 2021,  como parte de la participación en un taller de elaboración de proyectos culturales, preparamos, en base a todos los antecedentes mencionados, un proyecto de implementación de una Ludoteca para migrantes.

“Implementación de una ludoteca para familias migrantes hispanohablantes que llegan a Berlín”, es un proyecto de tipo social, enfocado en la promoción del  Desarrollo Integral humano y la construcción de la Resiliencia Individual y familiar a través del juego, siendo el fin último la Integración cultural de familias migrantes.

El objetivo principal del proyecto consiste en Implementar una ludoteca para promover la Adaptación, Integración cultural y Resiliencia de familias migrantes (hispanohablantes) que llegan a Berlín.

Este Proyecto se propuso inicialmente, con una duración de un año a partir de enero de 2022 y con el objetivo  de ser un espacio de primer contacto con familias recién llegadas a Berlín y el inicio del proceso de Integración Cultural a través del juego.

Se propone que las familias migrantes recién llegadas a Berlín puedan contactar o buscar la Ludoteca para familias migrantes como parte de un proceso voluntario. Ese contacto se dará a partir de la información disponible en diferentes medios o por contacto o recomendación de otras familias hispanohablantes.

Este proyecto se ha propuesto concentrarse en tres etapas:

  • La etapa previa a la implementación de la Ludoteca para familias migrantes involucrará Equipar, amoblar y acondicionar un ambiente lúdico para el desarrollo de las actividades lúdicas previstas con cada familia.
  • Mantener un servicio permanente de atención de las principales necesidades de Adaptación, Integración cultural y Resiliencia de familias migrantes. Las mismas se planifican y ejecutan en función a las necesidades y características de cada familia.
  • Sistematización de la experiencia para poder contar con información que permita analizarla posteriormente.
  • Evaluación de la implementación  del Proyecto, así como la evaluación de los Objetivos alcanzados.

Juego, individualidad y socialización

Finalmente, vale la pena pensar que el juego como fenómeno humano también requiere atender las necesidades individuales y de socialización del ser humano.

La individualidad en el juego tiene que ver con las necesidades específicas de desarrollo físico, cognitivo, espiritual y social que cada uno de nosotros tenemos y que puede ser abordado ya sea jugando videojuegos desde el Handy, ya sea haciendo deporte o realizando alguna rutina que habiéndose vuelto lúdica, le da mayor sentido a nuestra existencia.

Asimismo, la socialización del ser humano encuentra en el juego el escenario natural e ideal de ser parte de un grupo de una actividad o de una acción social, una oportunidad de aprovechar la necesidad del otro para hacer posible el juego, pues los mejores juegos son aquellos que se hacen posible con la presencia de los nosotros y con nuestra propia presencia.


William Franco Garcia Meneses

Es Cientista de la Educación y maestro de profesión, se ha especializado en el ámbito del juego y la educación. Ha acompañado y facilitado la implementación de Ludotecas comunitarias, escolares, de investigación de primera infancia y hospitalarias en Bolivia, continuando este trabajo actualmente como Coordinador de la  Red de Ludotecas de Bolivia.

Correo electrónico: william240576@gmail.com

Instagram: @williamgarciameneses

Facebook: @ludotecaswilliamgarcia

YouTube: William Franco Garcia Meneses

Página web: https://juegoydesarrollohumano.com/

Súmate a nuestro newsletter

¿Dudas, consultas? ¡Escríbenos!